De mudanza

Otra vez haciendo cajas… Otra vez virando el rumbo a golpe de precinto y rotulador permanente…

He tenido que cerrar primero la caja de las Cosas Que No Me Merezco. No estaba llena del todo, así que la he aprovechado para meter dos o tres Cosas Que Ya No Puedo Permitir, porque tampoco había tantas y no daban para una caja entera… Al final ha quedado un poco apretada, pero… bueno… no pasa nada si se estropea lo de dentro; Total… debajo sólo van las primeras desilusiones; en medio, algún desprecio que otro con su llanto correspondiente; y al final, por encima, el desamor y todo el dolor. Con el corazón roto, la soledad y la tristeza que he metido a última hora.

Valdepalacios

Me queda organizar las cajas de las Promesas, que las tengo manga por hombro. Se me han mezclado todas y ya no sé cuáles son las Cumplidas, cuáles las Que No Valen Nada o si resulta que había algunas Que Siempre Fueron Mentira y que yo, por error, las junté con las de Estoy Segura de Que Se Harán Realidad. Eso tengo que mirarlo bien, que luego es un lío…

Menos mal que por lo menos hace tiempo que empecé a empaquetar Todo Lo Que Dijiste que Habías Pensado Hacer pero que Ya No Espero Que Hagas… porque no hubiese podido hacerlo ahora de golpe. Las llamadas que no se hicieron y los mensajes que no llegaron, los besos y las sorpresas que no se dieron, los viajes que no hicimos y los que harás sin mí… El día que no viniste a medianoche, todas las tardes que salí del trabajo y querías estar pero no estabas, ese plan que tenías para pedirme que me casara contigo, la forma de amar que no le vamos a enseñar a los niños, la mano que no me tendiste, el paso que no diste, los lugares en los que no quisiste que estuviera, las veces que no me elegiste, el sitio que nunca ocupé en tu vida…

Creo que dejaré para mañana la de las Cosas Preciosas Que Jamás Olvidaré y Que Me Hicieron Creer Que Eras Tú. Me da pena cerrarla y tener que guardarla en el mismo sitio que esa otra, la cajita de Lo Que Es Mejor Olvidar Para Siempre, donde puse las lágrimas con las que apagué las velas de aquella cena a la que no acudiste.

Lo tengo todo desparramado encima de la cama… El viaje a Cádiz y el Sol bajo el que crecerá un cerezo; nuestra primera primavera y tu camisa lila… la sensación de no merecer tanta fortuna. Aquella noche hasta las tantas turnándonos el Spotify con las piernas enredadas y el único abrigo de tu piel; el vestido negro, el syrah y el mueble de la entrada; tus miradas furtivas… El día que quisiste saber si esto era algo más… y el que lo fue… La nieve de Semana Santa congelando esa imagen para siempre en mi memoria… Mi tierra juntos… tu mar juntos. Lo rabiosamente guapo que te ponías con el Protos; tu olor, tu risa sonora… nuestras carcajadas unidas; Bruno Mars a gritos camino de tu casa y ABBA con la capota descubierta y la felicidad enredada con el viento en mi pelo, con el amor infinito aferrado a mi corazón, clavándome uñas y dientes sin apenas dejarme respirar… riendo nervioso como un niño abrazado a su madre en la montaña rusa… sientiéndome viva por fin.

El tiempo que no pasaba de lunes a lunes…
Tic-tac, tic-tac, tic-tac…

Tu cuerpo. Tus manos. Tu cuerpo en mi cama. Tus manos en mi cuerpo.
Tu luz… Tu pasión…

Amar y ser sinceramente amada. Sentir que nada se escapa, que todo pertenece al mismo lugar, que todo Es y Será… Que mereció la pena vivir sólo para llegar hasta aquí…

Tus ojos cuando me decían que Era Yo.
Que Eras Tú…
Que Éramos y Seríamos Nosotros para siempre.
Que Podíamos.

Mierda… y ahora voy y me quedo sin cajas…
A ver dónde meto ahora todos estos Sueños…

4 comentarios en “De mudanza

  1. La nani magüena dijo:

    Más me hubiera gustado que todas las cajas fuesen de risas, de amor, de felicidad, de todas esas cosas buenas que pensamos que nos merecemos y que alguien decide que no … eres una gran mujer, una buena madre y una maravillosa hija! No mereces sufrir ni nadie merece que sufras por su causa pero la vida, lo queramos o no, siempre da una de cal y una de arena y las patadas directas al alma hacen mella y dejan una huella casi permanente que ninguna mujer que ama quisiera tener en la suya … pero habrás visto que he dicho CASI … y es que tenemos un gran aliado que siempre está de nuestra parte; a veces vuela y otras tarda en aparecer … se llama tiempo y todo lo cura! Y para esas heridas que tardan más en sanar siempre tienes la mano y el hombro de mamá …mi niña mujer …

    Le gusta a 1 persona

  2. Gemma dijo:

    Nenica que emoción de texto , es precioso! Explica tantas cosas que todas vivimos o hemos vivido y que no sabemos ponerle palabras !
    Guarda bien al fondo la caja de Cosas que No Me Merezco ! Te las mereces todas ! ! Y seguro que un día Serás Tu !
    Besos mil

    Le gusta a 1 persona

  3. Nany dijo:

    Me ha gustado un monton, y hasta me has hecho ponerme tristona, pero eso es la vida: un cumulo de cajas en las que hay de todo. Abre bien la caja De Mereces Todo Y Mas, porque esa es la que te espera.

    Le gusta a 1 persona

  4. nslmdC dijo:

    Gracias a todas! Ya sabéis que cualquier parecido con la realidad es sólo una piedra más en el camino. Seguiremos abriendo y cerrando cajas… que eso es la vida!!! Besotes y mil gracias por seguirme, me hace mucha ilusión!!!

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s