Esto era

Una de las cosas que más me preocupaba cuando estaba casada con El Padre de las Criaturas era qué iban a aprender Mis Monas sobre el amor. Sobre la vida en pareja, el matrimonio, la convivencia…

No me gustaba el ejemplo que estábamos dando. No quería que crecieran pensando que eso que teníamos era lo normal. No quería que lo buscaran en sus futuras parejas.

Quería que crecieran viendo amor. Viendo besos, risas, complicidad, respeto… Quería que el día de mañana pensaran «yo quiero querer y que me quieran así».

Fue uno de los motivos por los que me separé. Uno de tantos, es verdad. Pero uno de peso.

Por eso, cuando este año Papá Noel dejó este colgante en mi montón de regalos y descubrí que lo había comprado la Ingeniera de Cominos con la ayuda de Amorsito y que se había levantado a las 05:00 de la mañana sin que nadie se enterara para que yo lo descubriera al despertar, lloré… lloré de emoción, de felicidad, de sorpresa…

Y lloré sobre todo porque pensé que, quizá, por muy mal que terminara aquella vida con su padre, había llegado a tiempo de mostrarles que hay otras formas de ser felices. Otras formas de amar y ser amado. Otras formas de cuidar. De mimar. De pensar en los demás por delante de uno mismo. De agradecer y de compartir.

Gracias, mi pequeña ingeniera, por este regalito.
Gracias por dejarme ver que no siempre tengo razón. 😉

Y gracias, Amorsito, por el regalo que nos haces cada día.
Por ayudarme a mostrarles que esto es amar.

Que esto era.

¡Feliz 2023!

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s