Cita

Ser o no ser… una mandarina

De vez en cuando me pongo estupenda y tomo decisiones trascendentales del tipo “¡en esta casa se toma fruta de postre y punto pelota!”, cosa que a mis hijas no les sienta excesivamente bien, sobre todo a la Ingeniera de Cominos y a su tendencia natural a cuestionar todos y cada uno de mis actos.  Sigue leyendo